Caminas lentamente por el camino que te llevará a este hermoso y maravilloso país, algunas veces pareces detenerte, otras veces caminas tan apresurado/a que pareces correr, por fin lo puedes mirar, apenas aparecen las primeras señales de casas diferentes a lo que regularmente conoces, conforme vas avanzando en tu caminar por los días se va haciendo más presente este país, incluso el ambiente aquí es diferente.

Navidad, en esta época durante el día todo es igual a los demás días, a excepción de la gente apresurada y nerviosa buscando los regalos y haciendo las compras de los mismos y de las cosas para la cena de ese día especial, aunque tu no lo celebres te ves envuelto en este corre corre y el estrés del ambiente combinado con la emoción de la gente. Pero por las noches tu barrio y toda la ciudad se transforma en un lugar casi desconocido para ti, otro país diferente. Durante casi todo el año estas esperando esta fecha, miras pasar el tiempo lentamente y es cuando pareciera que caminas lentamente a este país, pero conforme se acerca la fecha parece que corres en el tiempo y de repente las noches cobran vida alumbrando de forma especial las casas y aun modificando sus fachadas, incluso pueden transformar una casa gris y poco atractiva en una cálida y hermosa, que pareciera salir de un cuento, adornadas con hermosas coronas de diferentes diseños, luces, adornos de diferentes figuras donde el límite lo pone la imaginación de las personas. El interior de las casas se inundan de gratos olores a canela, maderas diferentes y todo lo más cercano al olor de bosque, además del olor a comida deliciosa acompañado del grato olor de panes o galletas recién horneados. Los escaparates de las tiendas y aun los parques se ven hermosamente adornados y llenos de luces de múltiples colores.

Mucha gente le da el significado real de esta fecha, (aunque no se sabe a ciencia cierta la fecha correcta) el nacimiento del Señor Jesús. Recordamos con agradecimiento que vino al mundo a darnos de su luz, esperanza y el regalo de la salvación. Otras personas solo festejan el día de hacerse regalos unos a otros; sea cual sea el motivo de que la gente célebre, casi en todos los hogares se cumple en parte uno de los beneficios de la venida del Salvador del mundo, al menos por esa noche, y es la de traer paz ya que esa noche se reúne la familia para compartir la mesa en una cena familiar, tal vez hagas un gran banquete con los mejores manjares posibles, o tal vez hagas una cena sencilla porque no te alcanzo para mas, sea lo que sea que cenes es una cena llena de deseos de convivir en paz y armonía, una cena de hermosos deseos para todos y una cena donde el amor familiar se percibe grandemente. 

Este país realmente es hermoso, no solo por sus casas hermosamente transformadas, sino también por los sentimientos de paz y amor que despierta esta fecha, prueba de ello es la siguiente historia.

               TREGUA DE NAVIDAD

Diciembre 24 de 1914, La Primer Guerra Mundial entraba en su quinto mes de batalla, la cual se extendió hasta noviembre de 1918, en esta fecha hubo un breve alto no oficial al fuego entre las tropas del imperio Británico y el imperio Alemán estacionadas en el frente occidental.

La tregua comenzó en la víspera de Navidad cuando las tropas alemanas comenzaron a decorar sus trincheras con algunas velas y continuaron con su celebración cantando villancicos, específicamente comenzaron entonando Stille Nacht (Noche de Paz). Las tropas británicas en las trincheras al otro lado respondieron primero con aplausos y posteriormente con los mismos villancicos en inglés.

Ambos lados continuaron el intercambio gritando saludos de Navidad los unos a los otros, pronto había llamadas a visitas en la tierra de nadie, donde intercambiaron pequeños regalos como cigarros, dulces y chocolates.

En este lapso de la tregua se condujeron ceremonias de entierro, con soldados de ambos lados del conflicto llorando las pérdidas juntos y ofreciendo su mutuo respeto.

En un entierro en la tierra de nadie, los soldados británicos y alemanes se reunieron para leer un fragmento del salmo 23:

“El Señor es mi pastor, nada me falta.

Sobre pastos verdes me hace reposar.

Por aguas tranquilas me conduce.

El Señor me da nueva fuerza, me consuela,

me hace perseverar.

Me lleva por el buen camino,

por el amor de su nombre.

Aunque camine por un valle oscuro

no temeré mal alguno

porque el esta conmigo.”

Que la paz y el amor de Dios llene tu vida esta Navidad y los todos los días, que ese amor inunde tu hogar, sea cual sea, que esa paz nos permita hacer a un lado todos y cada uno de los conflictos que haya a nuestro alrededor y nos permita disfrutar de este hermoso y maravilloso país llamado NAVIDAD. 

  FELIZ NAVIDAD.

Join the Conversation

1 Comment

Leave a comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: